¿Cómo es el sector logístico en España?

El sector logístico en España es una de las áreas económicas con una importancia estratégica creciente, que contribuye a la mejora de la competitividad del país. En los últimos años la logística se ha convertido en uno de los motores principales de la economía española, ya que implica otros sectores, como la producción, el consumo y la distribución, así como a los propios operadores logísticos y de transporte y a los gestores de infraestructuras.

España no sólo cuenta con las mejores redes de infraestructuras de Europa, sino que, además, ocupa una situación geográfica excelente, convirtiéndose en un puente entre Europa, América Latina y África y en la puerta de entrada y salida del comercio exterior de la Unión Europea. Ambas condiciones son esenciales para poder ser competitivos en el mercado logístico internacional.

Además, debemos tener en cuenta que el proceso de globalización exige mayor capacidad para atender el aumento del volumen de intercambios comerciales a nivel internacional. Esta gran apertura de la economía implica un sistema de suministros más flexible, fiable y rápido, que necesita el desarrollo de tecnología puntera para satisfacer una demanda cada día más especializada siendo, por tanto, el sector de logística y transporte fuente de innovación.

Durante los últimos años, la evolución de la logística en España ha venido marcada por las condiciones macroeconómicas y la caída del consumo en todo el territorio. Sin embargo, 2014 ha supuesto un punto de inflexión en esa dinámica y el volumen de inversión de ha disparado, alcanzando cifras de más de 620 millones de euros.

España es un país preferentemente importador, donde el transporte marítimo adquiere especial relevancia, ya que, según el Ministerio de Fomento, el 80% de la mercancía transportada por mar se envía a otros países. Hoy en día el transporte marítimo es un instrumento indispensable para el comercio español. Aproximadamente, el 85% de nuestras importaciones y el 60% de nuestras exportaciones se mueven por mar.

El papel de España en cuanto al transporte marítimo de mercancías es óptimo, ya que estratégicamente ocupa un lugar de máxima importancia para el desarrollo del transporte internacional. Tal situación es correspondida con una infraestructura acorde, gracias a sus principales puertos en el tráfico de mercancías entre los que se encuentran el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, que destaca por su propia naturaleza y modelo de gestión portuario, y el Puerto de Las Palmas, que por su privilegiada posición geográfica y su conexión con el continente africano se convierte en el principal puerto de tránsito de la zona.

En definitiva, España todavía tiene un amplio recorrido para su desarrollo logístico, con grandes posibilidades aún por descubrir y explotar.


Comunicacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.